Dialéctica Militante

                                  

 


   Walter du Halde

 

           Federico Engels 1820-95 fue uno de esos hombres excepcionales. Después de fijar su residencial en Inglaterra, participa activamente en el movimiento obrero, en la fundación de la primera internacional y en la lucha ideológica, defendiendo los principios del materialismo dialéctico-histórico. Federico Engels trabajo toda su vida para completar el gigantesco trabajo en torno a las categorías especificas del materialismo dialéctico-histórico, los cuales fueron publicados recién en 1925, cuando Stalin como jefe del primer estado socialista dio la orden para que se publicaran y dejaran de ser documentos privados a los cuales tenían acceso unos pocos privilegiados. Para entender mejor este affaire, vamos a tener que decir que Engels dejo este trabajo de investigación sobre las categorías filosóficas del materialismo como un aporte ideológico al programa del partido del proletariado, que se estaba estructurando en esos momentos. Engels escribe el proyecto de programa para la “liga de los comunistas” que luego se transformaría en partido revolucionario. La actividad periodística de Engels fue de gran trascendencia para la difusión de la lucha revolucionaria.

          Engels recibe su bautismo de fuego en los acontecimientos que tuvieron lugar en Alemania 1848-49. Combate en las filas de las tropas revolucionarias. Vencida la revolución abandona su tierra natal con los últimos destacamentos de patriotas. En los años siguientes viviendo en la emigración, Engels generaliza todos los acontecimientos acaecidos en esos años de revolución en Alemania. Escribe “la guerra campesina en Alemania” y “revolución y contra revolución en Alemania”. Acto seguido se aboca a la tarea de investigar sintetizar y desarrollar los principios que regulan las leyes del materialismo dialéctico e histórico. Fruto de este trabajo aparecen los libros “Ludwig Feuerbach y el fin de la filosofía clásica alemana” “Anti-Dühring”, “el origen de la familia, la propiedad privada y el estado”, “dialéctica de la naturaleza” siguen constituyendo hoy día, la exposición clásica de lo que es el materialismo dialéctico e histórico en filosofía. Muchos de los descubrimientos fundamentales de la ciencia del siglo XX, fueron previstos por Engels, tales como la concepción de la indisolubilidad entre la materia y el movimiento, así como la teoría relacionada de la unidad del espacio-tiempo : la representación acerca del carácter inagotable de las formas de la materia y de la compleja estructura del átomo : la crítica de la teoría sobre la muerte térmica del universo : la concepción de la vida como forma de movimiento de la materia y como surgida de un determinado estado del desarrollo de la naturaleza inorgánica. Sus muchos conocimientos sobre diversas ramas del saber, permitieron a Engels elaborar un sistema bien estructurado de clasificación de las ciencias, situado en la base en lo que tiene especifico cada una de las disciplinas, las formas objetivas del movimiento de la materia. Engels de acuerdo con sus principios materialistas asume la pública defensa del materialismo dialéctico señalando que no corresponde asignar a la filosofía el rol de ciencia de las ciencias y hace hincapié en el valor metodológico de aquellas.



Proporciono a la filosofía una brújula para orientarse en los diferentes sistemas y escuelas del pasado al formular el problema básico de la filosofía y al poner de manifiesto el carácter de clases que esta posee. Son de importancia extraordinaria su contribución al desarrollo de la teoría del conocimiento y su crítica del agnosticismo. Poseen un valor perdurable la forma como trata los problemas de la lógica dialéctica. Engels desarrolla las tesis fundamentales del materialismo histórico y dedica mucha atención a la crítica de las representaciones vulgares acerca de la concepción materialista de la historia. Demuestra que el papel determinante de las condiciones de la vida de los hombres no reduce en lo más mínimo la trascendencia de las ideas ni tampoco el significado de la personalidad en la historia. Lucha en contra de las interpretaciones mecanicistas del nexo y de la correlación sobre la base y la superestructura ideológica. A pesar que Engels pertenecía al país más notable de la humanidad tuvo un interés enorme por el movimiento revolucionario Ruso vaticino que la revolución Rusa no tardaría en estallar y cifro en ella grandes esperanzas. El diccionario filosófico “rosental” en la columna dedicada a la biografía de Federico Engels dice: “el nombre y la obra de Engels pertenecen a los siglos…” y nosotros agregamos… “a los siglos y a la humanidad, porque Engels supo valorar todo lo mas progresivo y revolucionario de su época, trazando el camino de la liberación del futuro.

           Retomando el camino del arte, o mejor dicho de la estética, ya que la estética no solo se limita al arte. Hay elementos estéticos en todos los valores culturales, tanto materiales como espirituales y, a pesar que el sentido estético es diferente en esas diversas manifestaciones, ya que el producto del trabajo humano tiene valor subordinado y es muy poco visible; en otros integra la destinación del objeto y lo expresa con mayor relieve y, finalmente hay otros que, en su conjunto forman el arte propiamente tal, es decir, valores de la cultura artística, cuyo sentido fundamental es la estética. El arte por su rol práctico de la sociedad, está destinado a educar ideológica y estéticamente embelleciendo todo lo que toca.  La estética y la teoría del conocimiento materialista al considerar que los conceptos e ideas de la belleza son un reflejo del mundo objetivo, atestiguan el carácter primario del objeto y secundario del sujeto en el proceso del desarrollo histórico de la realidad. El idealismo filosófico que afirma que sin sujeto no existe lo bello en la naturaleza, invierte el problema, porque estaríamos afirmando que el objeto del conocimiento estético y el artístico de ese conocimiento resultan la misma cosa, que los conocimientos estéticos y las cualidades estéticas de la realidad se identifican. Sin embargo sabemos que no es así. La materia en el proceso del desarrollo y auto movimiento crea diferentes formas inorgánicas que se distinguen por su proporcionalidad. En la naturaleza existen especies multifacéticas desarrolladas de un modo completamente natural, formas orgánicas en las que se evidencian con la mayor plenitud y vigor las peculiaridades cualitativas de la especie. El carácter objetivo de esas nuevas formas orgánicas también es indudable, son el producto de una evolución biológica, condicionada por la adaptabilidad al medio exterior, la herencia y su interacción.




          Es indudable que en el proceso cognoscitivo existen relaciones recíprocas reales entre el objeto reflejado y el sujeto cognoscente. Estas relaciones no deben ser olvidadas tampoco al examinar el problema de lo bello desde el punto de vista de la gnoseología, ya que en el conocimiento se advierte el juicio que el individuo tiene la vida. Por ello es imposible desde unas u otras propiedades del objeto. Por mucho que estudiemos o analicemos un fenómeno dado respecto a lo bello, si las opiniones sobre la belleza son diferentes en las diferentes clases y épocas ¿Puede haber un criterio objetivo respecto a lo bello? A pesar que esta es una pregunta para caza bobo, nosotros la contestaremos como si tal. La respuesta es positiva. Si puede haberlo y es la estética, como ciencia la encargada de aclararlo, ayudando así al desarrollo artístico. El artista puede ser objetivo si está lo suficientemente libre de los prejuicios de su clase, si saber ver con honradez, si el mismo es una partícula de la energía concentrada de la época, de una energía fecunda, pendiente a la finalidad de acrecentar la conciencia de los derechos del pueblo. Esta es la mejor forma de abordar el problema de los criterios para juzgar la veracidad de las teorías sociales. Esta definición no pone todavía de manifiesto el carácter específico de las apreciaciones artísticas, ya que la ciencia puede incluirse en esta definición. En este sentido la ciencia no se diferencia del arte. Allí donde finaliza el verdadero conocimiento no puede haber nada realmente bello en la asimilación artística del mundo. Los conceptos sobre lo bello en escala mundial se elaboran a medida que se ahonda cada vez más en la esencia de las cosas, a medida que se van comprendiendo con mayor profundidad.










                        

                        

Skapa en gratis hemsida du också!
Surfa till Cybersite.se och skapa ett konto för att komma igång med en färdig hemsida direkt.